top of page

Más allá del aula: los cursos de verano que amplían horizontes para los niños.

Perfeccionar el idioma, practicar un deporte, conocer otras culturas o madurar. ¿Por qué los cursos de verano son una buena alternativa para ocupar el tiempo libre de nuestros jóvenes?


Los cursos de verano en el extranjero son una experiencia única que, más allá de lo educativo, brindan una oportunidad de crecimiento personal, afianzando la autoestima y la seguridad, y de desarrollo de habilidades blandas -las relacionadas con la inteligencia emocional, el pensamiento crítico, el liderazgo, la resiliencia o la gestión del cambio-, claves para el desarrollo madurativo de los niños. 




Opciones de cursos de verano


En pleno auge del turismo educativo tras la pandemia, vemos una clara tendencia hacia un incremento de la oferta de programas alejados de las clases tradicionales de gramática, que ofrecen un mayor número de propuestas basadas en el deporte, la naturaleza y las nuevas metodologías como CLIL (Content and Language Integrated Learning).


En DECLÉ siempre recomendamos que este tipo de estancias se traten de adaptar a las necesidades lingüísticas y las circunstancias personales de cada alumno para poder, así, sacarle el máximo partido a dicha experiencia. Por este motivo, sugerimos no perder de vista el interés complementario, que será distinto para cada participante:  priorizar la inmersión lingüística para la preparación específica de un examen, proporcionar un entorno de desconexión de pantallas, practicar un determinado deporte, etc.


La primera tarea por parte de los padres es fijar cuál es ese interés u objetivo antes de proceder a recopilar información fiable y completa de las opciones, asegurándose conocer todas las características y los servicios incluidos en el precio.




Un curso o campamento de verano bien elegido y adaptado a las necesidades de los niños no solo facilitará un mejor manejo y práctica del idioma, sino que ayudará a conseguir los objetivos secundarios mencionados anteriormente. 


Por todo ello, aprender una segunda lengua a través de cursos en el extranjero es una inversión que merece la pena. 



18 visualizaciones0 comentarios
bottom of page